Reserva tu cita para tener una atención especial y personalizada.

Los errores más comunes al limpiar tu joyería

Las joyas deben limpiarse cada cierto tiempo para mantener en buen estado sus materiales. Son muy pocas las personas que se preocupan por darles un buen cuidado a sus piezas de joyería y la mayoría no piensa en cómo el sudor, el polvo, los productos para la piel, la suciedad de las manos cuando las tocas y los perfumes pueden desgastar o deteriorar sus joyas. Por eso aquí te presentamos los errores más comunes al limpiar tu joyería para que los tengas en cuenta para poder evitarlos y así mantener la calidad de tus piezas.
  1. No considerar el material antes de limpiar: todos los metales, aluminios y piedras tienen una forma especial de limpiarse, antes de empezar la limpieza debes fijarte bien de que material está hecha la pieza. Trata de usar limpiadores especiales para cada tipo de material en lugar de jabones convencionales.
  2. Guardar tus joyas en un mismo lugar: Uno de los errores más comunes y por lo que se ensucia más nuestra joyería es porque no la guardamos de forma adecuada, todos los materiales son diferentes por lo que pueden llegar a maltratarse entre sí. Una recomendación es que las guardes por separado en bolsitas individuales (tipo Ziploc).
  3. Guardar tus joyas sin limpiarlas: No es bueno guardar tus joyas sin primero limpiarlas, sería bueno que te crees el hábito de al menos pasar una franela limpiadora a tu joyería después de usarla. De esta manera se mantendrá lo más limpia posible, y luego procede a hacer una limpieza más profunda una vez al mes.
  4. Evita el contacto con el agua y otros líquidos: El agua y otros líquidos pueden oxidar y deslavar tu joyería, evita a toda costa bañarte con anillos, pulseras o collares; evita que se mojen con sudor o perfumes, tómalo en cuenta y prolongarás la vida de tus accesorios.
  5. Exponerlos al sol directamente por mucho tiempo: Trata de guardar tu joyería fuera del alcance de la luz, si los tienes en algún mostrador o en tu tocador evita que el sol les de directamente todos los días, a la larga puede carcomer la chapa o decolorar sus materiales.

No Comments

Leave a comment